Cinefiesta: La prole imperfecta de “El amo y el esclavo”


El cinismo que carga el corto es muy acertado a la hora de medirlo con la realidad violenta de los ambientes laborales que se encierran en la burbuja de una oficina.
Estás aquí: