Joven universitario pierde una pierna por su buena voluntad


“Si yo lo seguía, un carro lo podía atropellar. No me arrepiento porque a mí me gusta hacer el bien”, afirmó el estudiante de 21 años que fue atropellado mientras asistía a un anciano en la carretera.
Estás aquí: