La sociedad del absurdo


Según el autor, una sociedad educada difícilmente será manipulada.
Estás aquí: