Una perra llamada Sylvia: el homo sapiens como canis familiaris


Estás aquí: