La doble dicha de Marta Nydia


Y el privilegio de conocerla en uno de sus lugares favoritos: el Recinto de Río Piedras.
Estás aquí: